Entrevista: Akuchi quiere unir las culturas sónicas

dijo akuchi No juegos Promueve la perseverancia a pesar de la oposición. Fue producido por Oladimeji Obiremi, quien le puso un ritmo triste de Trap, un Akuchi combinado con versos de rap, su tono alternaba entre desafío y fanfarronería.

La estética de Akuchi va en contra de las convenciones, con su estilo americano, una elección contraintuitiva en un momento en el que los artistas y el público nigerianos tienen predilección por los ritmos y la jerga locales. Pero, como le dijo a The Culture Custodian en una entrevista, Akuchi tiene plena confianza en su elección, y su certeza es el resultado de toda una vida de conflictos con la gente. En la escuela secundaria, en el estado de Ogun, era el único estudiante de extracción igbo en su clase. En Londres, donde asistió a la universidad, enfrentó un problema común de los inmigrantes: cómo prosperar en un espacio donde la mayoría de las personas son diferentes a ti. Como fue el caso de la vida anterior de Akuchi como estudiante e inmigrante, también lo fue su relación con la música.

¿Cómo pueden los nigerianos aceptar su oferta desconocida? Akuchi cree que lo aceptarán bien, expresando fe en su mentalidad abierta, al tiempo que se posiciona como una especie de pegamento intercultural, como un vínculo entre los sonidos africanos y occidentales. «La verdad es que los nigerianos aprecian la buena música», dijo Akuchi. “No tiene por qué sonar nigeriano. Ahora mismo actúo como puente porque entiendo y toco Afrobeats. Al mismo tiempo, soy bueno en Trap”. En esta entrevista, Akuchi habla sobre su papel como intermediario cultural, No juegosy su proyecto de futuro.

¿Cómo llegaste a la música y qué te inspiró a decidirte por la música rap?

Honestamente, soy tan bueno haciendo música que tengo que hacerlo. Comencé a hacer música en 2016. Nunca me ha gustado la música rap. Como mi inspiración, comencé a hacer música como rapero. Érase una vez un chico con el que solía hacer batallas de rap en mi escuela. Creo que estos fueron mis años de formación como músico. También aprendí a tocar la guitarra, así que tocaba la guitarra en reuniones de la iglesia y de la escuela. Esa fue mi base musical. Continuando, me desvié porque estaba haciendo afrobeats y diferentes tipos de música. Pero la raíz de todo esto es el hip-hop. Para este nuevo capítulo de mi vida, volveré a mis raíces, que son el Hip-hop.

¿Cómo contribuyó tu educación a que te convirtieras en músico?

Hago Trap melódico country con afrobeats y orientación amapiano. Eso significa que no tengo miedo de levantarme. Nací en Warri. Fui a la escuela secundaria en el estado de Imo. También fui a la escuela en el estado de Ogun, donde en un momento fui el único niño igbo de mi clase. Fui a la Universidad Afe Babalola y luego completé mi licenciatura en Londres. En esencia, mi educación me puso en una posición en la que siempre fui el chico nuevo y casi siempre diferente.

¿Hacéis música en todos los lugares?

Para ser justos, no. Hago música como hobby, principalmente batallas de rap en fiestas. Pero me hizo sentir cómodo siendo el chico nuevo, así que estoy aquí haciendo Trap. Siento que si no hubiera tenido esa educación en la que constantemente me ponían en situaciones desconocidas, no me habría sentido cómodo haciendo mi tipo de música.

¿Cómo recibió tu familia la noticia de que querías ser artista?

Tuve que demostrar mi valía ante ellos. Al principio no fue fácil, pero finalmente se enamoraron de la música.

¿Cómo se relaciona «No Game» con tu estatus actual como artista?

lo grabé No juegos en 2020: mezclado, masterizado y todo. No tengo nada más que añadir. Entonces, no sé si esta canción tiene algo que ver con mi estado mental actual, pero solo puedo decir una cosa: la razón por la que tengo miedo de soltar esta canción cuando esté lista no tiene ningún papel en mi vida. Como dije, me volví. En ese momento yo estaba haciendo canciones afrobeat para atraer a la gente. Ahora simplemente estoy haciendo lo mío y disfrutando de mi viaje musical. Estoy aprendiendo. Mi nuevo objetivo es aprender y crecer.

Se aprecia más a los artistas cuyo estilo es claramente nigeriano en términos de lenguaje, sonido y vibra. Sin embargo, eliges ir en la dirección opuesta. ¿Por qué y cómo crees que puede funcionar para ti?

En primer lugar, no se puede ser más nigeriano que un verdadero nigeriano. Nací y crecí aquí, así que no necesito demostrarle a nadie que soy nigeriano. En segundo lugar, he visto mi música convertirse en más de lo que jamás podría imaginar. Lo siento en mis huesos. La última temporada de festivales actué en varios escenarios. En cada etapa que toqué, la gente se volvió loca. La verdad es que los nigerianos aprecian la buena música; no tiene por qué sonar nigeriano. Ahora mismo actúo como puente porque entiendo y toco Afrobeats. Al mismo tiempo, soy bueno en Trap. Nos guste o no, el panorama en Nigeria está cambiando. Amo la música nigeriana pero siento que el espacio ha evolucionado.

¿Quiénes son algunas de tus influencias y por qué?

Mi mayor influencia en la escena musical es Olamide. Aparte de su marca, su música tiene muchas capas y fases. Puede encajar en muchos géneros musicales. Hice una canción de Trap con Olamide y disfruté su verso.

Cuando era más joven, mi principal influencia fue Michael Jackson. Amo todo de el. También tuve un período de 50 Cent y Lil Wayne. Las personas que influyen en mi sonido no son necesariamente las mismas que influyen en mi dirección como músico. Las personas que han influido en mi sonido son MI 50 Cent y Roddy Rich. Una persona que me ha influido como músico es Olamide.

¿Tienes un EP que saldrá pronto?

Para ser honesto, todavía no estoy seguro de qué forma tomará el proyecto, si será un EP o un álbum. Pero no importa cómo termine, estoy entusiasmado.

Deja un comentario