Gary Hines: Maestro y abanderado de la resiliencia cultural | Noticias

En la vasta extensión de la música estadounidense, Gary Hines se ha convertido en un maestro y abanderado de la resiliencia cultural. En una entrevista con Al McFarlane, reveló que nació de la famosa Doris Hines, una famosa cantante de jazz y, como resultado, el viaje de Hines estuvo lleno de gospel y soul, sentando las bases para su papel como respetado director musical de Sounds of Blackness, tres veces ganador del premio Grammy. Esta no es solo una conversación sobre música, es una exploración de la narrativa cultural entretejida en cada nota que produce Sounds of Blackness.

Hines abre una ventana al corazón del grupo icónico, destacando el poder universalmente conectado de la música. Comparte ideas sobre sus temas de resonancia mundial como «Optimistic» y «Sick and Tired», donde la esencia de la música afroamericana trasciende las fronteras geográficas, haciéndose eco de sentimientos de unidad y lucha compartida.

«La música es la clave. La música es el hilo conductor», enfatizó Hines, destacando el poder transformador de esta forma de arte para fomentar conexiones a través de fronteras. La narrativa se entrelaza perfectamente con el lienzo más amplio de su vasto repertorio musical, tocando sus temas globalmente resonantes como «Optimistic» y «Sick and Tired». Las anécdotas compartidas por Hines pintan un cuadro vívido de sus actuaciones en escenarios internacionales, donde la esencia de la música afroamericana resuena en todo el mundo.

«En Japón tienen una gran pancarta que dice: ‘Celebramos la música negra’. Al otro lado del mundo, lo entendieron, y la mitad de nosotros no lo entendemos aquí», reflexionó Hines, señalando la aceptación internacional de la música afroamericana.

Luego, la atención se centra en su último proyecto, «Colorismo», que se lanzó el año pasado. Esta exploración de los prejuicios basados ​​en la piel surgió no solo como un proyecto sino como un movimiento: una sinfonía de voces que se hacen eco de la lucha por la aceptación, cada una de las cuales marca un comentario matizado sobre el valor de uno mismo y la unidad.

«El ‘colorismo’ es una situación en la que lo viejo es nuevo», explicó Hines, enfatizando la relevancia eterna de confrontar prejuicios profundamente arraigados.

La discusión gira en torno a la importancia de este proyecto en el contexto de la lucha contemporánea contra la discriminación. El «colorismo» sirve como catalizador de conversaciones sobre la autoestima, la unidad y la lucha contra prejuicios arraigados. La banda sonora de esta empresa no es sólo una colección de canciones sino una sinfonía de voces que hacen eco de la lucha por la aceptación.

«La omnipresencia del legado continuo de la plantación, los efectos negativos y dañinos del colorismo: progresivamente, cuanto más oscuro te volvías, menos querías», afirmó Hines, examinando las intrincadas capas del proyecto.

En medio del ritmo y el ritmo de sus impactantes proyectos, Hines habla apasionadamente sobre la importancia de «Woke», un himno que se hace eco del espíritu de la época del despertar social. La discusión entrelaza a la perfección los hilos de la historia, la cultura y la dinámica sociopolítica contemporánea, retratando a Hines no solo como un director musical sino como un historiador cultural.

Subtítulo: Experimente la conmovedora banda sonora de la película BlackSkin, ambientada en la lucha de Minneapolis contra la brutalidad policial. Con la destacada canción ‘Woke’ de Sounds of Blackness, ganadora del Grammy, la banda sonora da forma a una narrativa que acelera el espíritu colectivo a través de sus vibraciones gospel, R&B y soul. Crédito: Insight News MN

«Woke» muestra el despertar que está ocurriendo en todo el mundo. Es un reconocimiento y reconocimiento de que alguien está dormido», afirmó Hines, enfatizando la relevancia de la canción en el contexto de la sociedad cambiante de hoy.

El conjunto de trabajo colectivo demuestra un compromiso de amplificar las voces que merecen ser escuchadas. Cada canción es un capítulo de una narrativa más amplia: una historia de resiliencia, empoderamiento y la búsqueda inquebrantable de la justicia a través de las armonías de Sounds of Blackness.

En esta pieza de perfil, Gary Hines emerge no solo como una luminaria musical sino también como una luminaria cultural, iluminando el camino hacia la comprensión, la unidad y la búsqueda inquebrantable de la justicia a través de esa combinación de Sonidos de la negritud.

«Nuestro legado, nuestra historia y nuestro legado son nuestra fuerza. Es único y poderoso, y lo necesitamos», concluyó Hines, encarnando la esencia de su misión.

La narrativa se desarrolla como un tapiz, y cada hilo representa un capítulo en la vida y el legado de Gary Hines. Desde la educación impregnada de evangelio hasta la resonancia global de Sounds of Blackness, la historia captura el espíritu de un custodio cultural. El viaje de Hines no es sólo un registro de logros personales, sino también un testimonio del poder duradero de la música afroamericana para fomentar conexiones, crear conciencia y abogar por la justicia.

«No sabemos adónde vamos a menos que sepamos dónde hemos estado. No sabemos adónde vamos a menos que sepamos dónde hemos estado», repitió Hines, reflejando los sentimientos de sus predecesores. quien entendió la importancia. anclarse en la historia para navegar por las complejidades del presente y del futuro.

Mientras Sounds of Blackness continúa dando forma al futuro a través de sus armonías, Gary Hines está al mando, orquestando una sinfonía de fuerza, unidad y esperanza inquebrantable. La música se ha convertido en un vehículo para el entendimiento, un puente que atraviesa generaciones y culturas, y un testimonio del espíritu indomable de la resiliencia afroamericana.

«Nuestra música es copiada e imitada en todo el mundo», dijo Hines, destacando el impacto global de la música afroamericana.

La conversación no es sólo un reflejo del pasado sino una luz que guía el camino a seguir. Sirve como recordatorio del poder incrustado en cada nota, cada letra y cada ritmo de la música afroamericana, un poder que trasciende las fronteras temporales y geográficas.

Deja un comentario